Los juegos de casino de siempre

Desde siempre los juegos de casino han sido motivo de pasión, pérdidas y ganancias de dinero a gran escala, así como también -por qué negarlo- de diversión. No es raro, dado que por alguna razón, desde siempre las apuestas han contado con aficionados, quizá porque el ser humano es muy dado a las experiencias que le hagan sentir emociones intensas.

Para conocer algo del mundo de los juegos de azar basta con tener idea sobre los tres juegos más populares de un casino. No son del todo ajenos para casi nadie, puesto que en algún momento habremos conocido a algún amigo o familiar aficionado a éstos.

Se trata de las máquinas tragaperras, el blackjack y la ruleta. Han existido desde siempre y, con seguridad, existirán para siempre también. Por eso es parte de la cultura del “todos saben en qué consisten”

Ciertamente estos juegos de casino no pueden ser calificados del todo buenos, así como tampoco del todo malos; siempre dependerá de la persona que los juegue, y de su capacidad para jugarlos de forma inteligente, no solo en lo que respecta a la estrategia sino también para no utilizarlos como una forma de evadir la realidad.

De cualquier forma aquí se presenta una revisión sobre aquello en lo qué consisten las máquinas tragaperras, el blackjack y la ruleta. Queda en el lector hacer un uso que le aporte diversión además de la posibilidad de generarse ingresos extras.

Máquinas tragaperras

Las máquinas tragaperras son quizá el juego de casino más conocido y tradicional. En algunos países, incluso, se encuentran en diversos bares, y en países como España no es raro ver a las personas mayores echar monedas a toda hora en ellas.

Las primeras máquinas tragaperras se accionaban con una palanca que hacía mover unos rodillos siendo el objetivo del juego que al detenerse, tenían que coincidir en tres figuras iguales, tras lo cual la máquina tragaperras libera una cantidad determinada de dinero.

Actualmente, las tragaperras ya no funcionan con palancas, sino que se accionan a través de botones que son los que hacen girar los rodillos. No solamente se puede ahora jugar directamente; sino que también existen sofisticados programas que permiten jugar a las tragaperras en línea con solo dar un clic y también se puede jugar usando los móviles.

BlackJack

El BlackJack es otro de los clásicos de los casinos y aunque es un juego sencillo cuenta con muchos aficionados. A este juego se le conoce también como 21, y precisamente consiste en sumar una cierta cantidad de puntos sin pasarse, la más cercana al 21.

En todo caso, la idea es lograr una puntuación mayor a la del crupier y más cercana al 21, en ese caso el apostador es el que gana. Una jugada característica del BlackJack consiste en sacar un as y una carta de 10, de modo que eso suma 21. El crupier empieza a repartir cartas hasta que algún jugador o el crupier cumplen con el objetivo. Aunque parece solo un juego de azar, requiere de estrategia de parte de los jugadores.

Es interesante notar que se trata de un juego cuyos orígenes se remontan al siglo XVII en Castilla.

Ruleta

Jugar a la Ruleta es sumamente sencillo, divertido, apasionante y se trata de uno de los juegos de casino más populares quizá por esa razón.

Los orígenes del juego se remontan a la creatividad del matemático Blaise Pascal que por el siglo XVII lo ideó.

Jugar a la Ruleta es muy sencillo. Se requiere de un tapete donde se encuentran los números a los cuales los jugadores apuestan. Allí también se encuentra el crupier que es el encargado de lanzar una bola en la ruleta y dejarla girar hasta que se detenga en algún número.

Posibilidades de diversión en el casino son muchas, y con lo dicho aquí hay por donde comenzar a disfrutar de los juegos de casino.